Novedades

Dar y recibir a través del trabajo: un emprendimiento de arte y solidaridad

Florencia es voluntaria de Cáritas Villa María, Córdoba, y trabaja en el Área de Economía Social y Solidaria (Ecosol). A su vez, lleva adelante un emprendimiento de encuadernación artesanal con la ayuda de Cáritas. Además de recibir herramientas y apoyo, también puede brindar lo que recibe a los emprendedores que ella misma acompaña desde la diócesis.

“Hace 3 años que trabajo en Cáritas, como técnica del equipo del área de Ecosol. En esta área, se realiza acompañamiento a los emprendedores y también hay espacios de capacitación laboral. Nuestro objetivo, es aportarle todo lo necesario a las personas que necesitan trabajo, para que puedan alcanzar un ingreso y sostener su economía familiar”, explicó Florencia sobre su desempeño en Cáritas en el área de Ecosol.

En paralelo, en cuanto a su emprendimiento, cuenta: “Soy emprendedora hace 4 años aproximadamente, hago agendas, recetarios y cuadernos con distintas temáticas. Comencé tomando un curso y luego seguí practicando, hasta que lancé el emprendimiento. La producción empieza con el cartón y la hoja, y pasa por todo un proceso artesanal, hasta que llega a formarse el producto finalizado. Vendo los cuadernos por redes sociales y les vendo a conocidos, de ahí comienza el ‘boca en boca’, lo cual hace publicidad y me sirve. También vendo en ferias y tengo distintos puntos de distribución, donde voy llevando los cuadernos”.

A través de la entrega de materiales y la incorporación de distintas técnicas de trabajo, Florencia comparte su conocimiento con los emprendedores que ella misma acompaña desde la diócesis. “Me siento de los dos lados porque, desde Cáritas, como emprendedora, recibo mucho acompañamiento y herramientas para mejorar el proyecto. De esta manera, yo también puedo aportar al crecimiento de los emprendedores que acompañamos desde la diócesis, brindándoles distintos métodos y así, poder nutrirlos de este intercambio”, reflexionó.

“Soy muy apasionada por lo social, involucrarme y poder acompañar procesos. Tengo la suerte de poder hacerlo y, de que las personas, nos abran las puertas para ser parte de su desarrollo. Esa es mi motivación y la clave del trabajo, generar cambios y transformaciones en la vida de la gente. Todos los días, cosecho la satisfacción y la felicidad de ver esos cambios y saber que el otro pudo crecer y se sintió acompañado”, narró Florencia acerca de su día a día en Cáritas.

Sumate a la campaña #TrabajarParaCrecer para que podamos seguir potenciando emprendimientos como este. Ingresá ACÁ.

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Últimas novedades

Residencias Universitarias, para estudiar y crecer acompañados

  Para muchos jóvenes del interior de nuestro país, estudiar una carrera universitaria supone dejar …

Leer más

Legado Solidario: una forma de perpetuar tu solidaridad

CÁRITAS ARGENTINA, junto a AMIA, FUNDACIÓN GOTTAU, FUNDACIÓN SALES, OBRA DON ORIONE, MÉDICOS SIN FRONTERAS …

Leer más

Una oportunidad para crecer: el emprendimiento comunitario del Hogar de Cristo

En el polideportivo San José, en La Matanza, funciona una casa de comidas llamada “El …

Leer más