Quiénes somos

Pastoral Caritativa

Cáritas es amor en obras: nuestro servicio y nuestras acciones se inspiran en el amor a Dios y al prójimo. Buscando la verdadera dignificación del hombre, Cáritas se centra en tres momentos claves para llevar adelante su misión:

Asistencia: Forma de animar la caridad que consiste en dar respuestas a las necesidades mínimas o situaciones de emergencia de las comunidades más pobres.

El desafío es no solamente dar de comer o abrigar sino acompañar a las familias y ser puerta de entrada para escuchar, contener, organizar y planificar tareas que estimulen la promoción humana.

Promoción humana: Busca modificar, mejorar y suscitar cambios que mejoren las condiciones de vida de los más pobres. Requiere incorporar a las personas en la búsqueda de soluciones a sus problemas junto con otros.

Este momento es menos inmediato en sus efectos pero más durable, lo que requiere un trabajo desde la planificación con la persona y la comunidad. Se debe propiciar un proceso de desarrollo humano integral que fomente el desarrollo conjunto de cualidades, capacidades, posibilidades y recursos de las personas, para que puedan actuar de manera autónoma y comprometida y ser protagonistas activos en la construcción del bien común de la comunidad a la que pertenecen.

Por ello son tareas fundamentales y complementarias la formación, la organización y la promoción comunitaria.

Caridad transformadora: La Iglesia desde la búsqueda de un mundo de hermanos, apunta a transformar las estructuras injustas de pecado y producir cambios en toda la sociedad para acercarnos al Proyecto de Dios.

Promover la animación de la caridad transformadora es impulsar la reflexión y la formación de la conciencia social, acompañando acciones que permitan para pasar de habitantes a ciudadanos.

Nuestra misión

Animar, coordinar y organizar la pastoral caritativa de la Iglesia en Argentina, procurando generar y dar respuestas integrales a las problemáticas de la pobreza desde los valores de la dignidad, la justicia y la solidaridad. Evangelizar las relaciones sociales, promoviendo la conciencia solidaria e invitando a la sociedad toda a encontrarse en la acción de compartir y así construir una realidad más justa y en paz.

Nuestra visión

La visión de Cáritas es un mundo que es reflejo del Reino de Dios:

  • Donde prevalecen la justicia, la paz, la libertad y la solidaridad;
  • En el que la dignidad de la persona humana, hecha a imagen de Dios, es lo más importante;
  • Donde no existe exclusión, discriminación, ni pobreza que deshumanicen;
  • Donde los bienes de la Tierra son compartidos entre todos;
  • Donde se respeta y cuida todo lo creado, por el bien común de las generaciones futuras;
  • En el que todas las personas, sobre todo las más pobres, marginadas y oprimidas, como parte de la comunidad mundial, tienen esperanza y están habilitadas a llegar a la plenitud de su humanidad.

Orientaciones pastorales

Según el estatuto de Cáritas, en Asamblea Federal se proclaman las Orientaciones Pastorales que marcan el rumbo de la tarea que Cáritas lleva adelante en todo el país. En el marco de la XV Asamblea y XIX Encuentro Nacional que se desarrolló en 2018 en Tanti, Córdoba, se proclamaron las siguientes orientaciones para el trabajo de Cáritas

Cuidar la vida

Alentamos el cuidado de la vida por su valor sagrado y su dignidad, con especial dedicación a los más vulnerables, como condición primordial para favorecer relaciones positivas entre las personas.

Cuidar la familia

Favorecemos el desarrollo de las familias como primera comunidad de amor donde se recibe la vida y se la proyecta a la comunidad, acogiendo todas las expresiones que actualmente adoptan.

Cuidar la comunidad

Impulsamos el crecimiento de las esperanzas e iniciativas de las comunidades y la mejora de sus condiciones de vida, desarrollando el sentido de ciudadanía y la posibilidad de ejercicio de derechos.

Cuidar la casa común

Alentamos una economía al servicio del ser humano y al cuidado de la casa común, promoviendo y defendiendo modos de trabajo digno que favorezcan la construcción de un mundo sostenible e inclusivo.

Cuidar nuestra misión

Queremos ser fieles a la misión de Cáritas, asumiendo el cuidado de los agentes pastorales que la construimos día a día, ampliando nuestros equipos y fortaleciendo nuestra mística y formación.

Historia

A mediados de la década del ´50 comienza la labor de Cáritas en Argentina. El objetivo principal de Cáritas, según sus estatutos es “animar y coordinar la obra social y caritativa de la Iglesia, insertada en la pastoral orgánica a través de formas adaptadas al tiempo y las circunstancias, para lograr el desarrollo integral de todo el hombre y de todos los hombres, con especial preferencia por las personas y comunidades más marginadas”.

Desde su nacimiento, Cáritas Argentina muestra características distintivas que le dieron identidad especial: su base parroquial, su amplio voluntariado y sus esfuerzos por desarrollar procesos sustentables con el aporte de las comunidades.

Con el correr del tiempo fue creciendo en estructura y organización. Las diócesis se van sumando a la iniciativa, constituyendo sus sedes, congregando voluntarios y procurando fondos para la tarea.

En 1962 comienzan a reunirse los secretariados diocesanos que se constituían y en 1969 se realiza el Primer Encuentro Nacional de Cáritas, en Villa Carlos Paz (Córdoba). El principal objetivo del mismo fue responder “Qué es Cáritas en la Argentina, Qué debe ser Cáritas en la Argentina y Cómo hacerlo”.

Promediando los años setenta, gran parte de las energías de Cáritas se destinaban a la ayuda inmediata, especialmente a través de la donación de alimentos, medicamentos y ropa, como sucedía en la mayoría de las Cáritas de América Latina.

Esa actividad se fue transformando en los años 80, cuando se descubre la necesidad de animar procesos de promoción humana y un mayor protagonismo de quienes participan de los distintos proyectos, procurando el propio desarrollo y el de sus comunidades.

Teniendo ese contexto, en 1986 la Conferencia Episcopal aprueba los actuales Estatutos de Cáritas Argentina como organismo de la Iglesia que coordinará la obra caritativa oficial de la misma.

En la actualidad, Cáritas Argentina se encuentra trabajando activamente en las 66 Diócesis de la Iglesia Argentina. Gracias al compromiso solidario de toda la sociedad y al esfuerzo cotidiano de más de 32.000 voluntarios, Cáritas canaliza su acción a través de más de 3.500 parroquias, capillas y centros misionales.

Organización

La presencia de Cáritas en todo el país permite el intercambio, la coordinación y el trabajo articulado de sus miembros y se organiza en los siguientes niveles de intervención:

CÁRITAS PARROQUIALES
Alrededor de 3.500 parroquias, capillas y centros misionales, animan y coordinan en todo el país la tarea de Cáritas en su ámbito local. Su acción llega de manera directa a las familias más pobres de cada comunidad.

CÁRITAS DIOCESANAS
Animan, articulan y coordinan la tarea de las Cáritas parroquiales y llevan adelante programas y proyectos de asistencia y promoción a nivel diocesano y regional. Cáritas está presente en las 66 diócesis del país. Están presididas por los obispos diocesanos.

Las Cáritas diocesanas están agrupadas en 8 regiones de acuerdo a su disposición geográfica, promoviendo el intercambio de experiencias y articulación de proyectos comunes, así como la cooperación en el estudio y en la coordinación de la solución de los problemas vinculados al servicio de la caridad que se planteen en el ámbito de la región.

LAS REGIONES QUE INTEGRAN CÁRITAS ARGENTINA SON:
NOA (Noroeste Argentino), NEA (Noreste Argentino), Cuyo, Centro, Litoral, Platense, Buenos Aires y Patagonia.

CÁRITAS NACIONAL
Anima y apoya la acción de las Cáritas diocesanas articulando y coordinando recursos, programas y esfuerzos mediante el acompañamiento, la asistencia técnica, la capacitación y el monitoreo de sus equipos de trabajo.